Publicaciones

Canicule

Huis clos pendant la canicule dans un hôpital qui se décline en trois espaces : la chambre où est couché le Troisième atteint d’un mal étrange ; la porte de la chambre où comme des cerbères se tiennent l’Une et l’Autre ; la salle d’attente où sont assis sur un canapé, face à la porte de la chambre, l’Aîné, Celui du milieu, le Plus Petit. Une grande farce qui manie l’humour absurde entre Ionesco et Beckett, la parodie, l’ironie et le sarcasme pour dire la solitude, l’incommunication, les traumatismes familiaux sur fond de franquisme.

L’auteure navigue entre un ton mythique et des passages très quotidiens. Elle fait s’entrechoquer deux langues. Ce qui confère à la pièce une dimension extrêmement comique, absurde voire grotesque par moments. On ressent cependant toute la tendresse que lui inspirent ces personnages, enfermés dans leurs stéréotypes et qui ne cessent d’en chercher la porte de sortie.

La armonía del silencio

La armonía del silencio es una obra que, partiendo de nuestro presente y de un hecho aparentemente anecdótico (la recuperación por parte de dos hermanos del piano que perteneció a su abuela), se retrotrae hasta los años treinta, a una sala de cine donde un grupo de músicos interpreta las bandas sonoras de un arte ya en decadencia: el cine mudo.

A través de la historia de una familia y de un objeto, el piano, la obra evidencia cómo al poco de terminar la era silente del cine, el silencio se instala en todos los hogares de nuestro país. La armonía del silencio habla de aquello que no se oye, de lo que no se dice y, sin embargo, nos modifica.

La armonía del silencio tiene como telón de fondo la Guerra Civil española, hunde sus raíces en el espectáculo de la barbarie humana, pero encuentra en el compartir, en la ficción, y en la búsqueda de la belleza… el consuelo.

Siglo mío, Bestia mía

Premio Nacional de Literatura Dramática 2016.

Siglo mío, bestia mía,  habla de cómo no perder el rumbo en un tiempo de catástrofes. Tras la esperanza que supuso la primavera árabe y marcado por la crisis económica, nuestro tiempo ha desembocado en la violencia, en las decapitaciones públicas, en el terror por el terror. La obra se centra en la necesidad del amor, del anhelo de consuelo en el Otro. Tres personajes en un barco, tres civilizaciones, tres formas de entender la religión y el mundo.

Siglo mío, bestia mía es una red en la que las asociaciones entre conceptos nos llevan de un conflicto global a las profundidades de un alma concreta con una facilidad asombrosa. A través de una serie de nudos, viajamos de España a Siria, de la crisis personal de una mujer al terrorismo del mundo globalizado, pero la obra no ofrece tanto un mapa de estas situaciones como una cartografía emocional de una época.

Los hijos de las nubes

Los “hijos de las nubes” es el nombre que se les da a los nómadas beduinos que, como los bíblicos Adán y Eva, o el propio Moisés, caminan constantemente buscando el agua y los medios para su supervivencia en el desierto. Ya sea porque han sido expulsados del Paraíso o porque el Paraíso les ha sido prometido.

Partiendo de una experiencia personal, narra el conflicto en el que se halla inmerso el pueblo saharaui y la relación de este conflicto con el pasado inmediato de España. Los hijos de las nubes es una forma de hacer una batalla, es una forma de estar en batalla a través de la poesía, del teatro; es la historia de un viaje pero, fundamentalmente, es una forma de caminar-ser-estar en el mundo.

“Con este trabajo quiero construir una forma renovada de teatro documento que no tiene como fin llegar a una verdad objetiva. No se trata de contar los grandes hechos ni una historia completa, sino de prestar atención al matiz, a los pequeños detalles”.

Fuegos/ En defensa

En Fuegos, donde nos adentramos en el registro de lo ígneo, el fuego alude a la deflagración de los conflictos, enlazando múltiples referencias a la guerra que nos conducen por el bosque incendiado con bombas de napalm en Apocalipse Now, por el Nacht und Nebel hitleriano inspirado a su vez por la tetralogía wagneriana, por la parodia de Chaplin bailando con el globo terráqueo, por el águila imperial que devora el hígado de Prometeo, tantas veces asociada a la desmesura de los imperios, y que irónicamente encabeza el pasaporte jordano de la palestina Marah Rayan.

En defensa se sitúa en un territorio de naturaliza marítimo, compuesto por diversos motivos ligados a la historia de nuestro mare nostrum en vías de convertirse en mare mortum. Irrumpen algunos versos de Ovidio en su exilio, el canto de las sirenas convertido en rap, el barco ligado a la travesía o al hundimiento… Pero varios de estos motivos confluyen en torno a la figura de la ballena, que permite entroncar lo mítico con la realidad más concreta.

Canícula

Canícula (Evangelio apócrifo de una familia, un país) es un relato grotesco en el que se evidencia, a partir de la historia de una familia española, los resortes patriarcales de la familia- Estado que, con su disfuncionalidad, mantiene sometidos a los individuos.

Seis hermanos refuerzan sus vínculos a través de convicciones autoritarias, sexistas o racistas. No saben hacerlo mejor, o no pueden, en cualquier caso repiten una y otra vez los roles heredados que los llevan a una existencia miserable. Es por eso que en Canícula hay algo de fatum, de destino trágico del que no se puede escapar. Se habla de una sociedad enferma, eso es innegable, pero quizás el mayor drama al que asistimos en esta obra y con estos seis personajes, es el de la absoluta soledad que sienten.

Es una obra que, en clave de comedia, habla de nuestra identidad, la española. Una identidad construida por muchos años de tiranía. Construida sobre la base del sacrificio, del chivo expiatorio. Una identidad cuyos errores no dejan de repetirse, igual que el sol no deja de salir cada mañana.

PROYECTO MILGRAM

La obra parte del juicio a Adolf Eichmann en Jerusalén y del seguimiento que Hanna Arendt hizo del mismo, así como las teorías de Stanley Milgram sobre la obediencia a la autoridad, para desarrollar una pieza teatral que recrea los experimentos llevadas a cabo por el sociólogo. El experimento consistía en una suerte de representación en la que un participante en el rol de profesor, incitado por un investigador, le hacía una serie de preguntas a otro participante en el rol de alumno que tenía que recordar las respuestas dadas por el participante-profesor previamente. Si el participante-alumno se equivocaba, el participante-profesor tenía que infligir un castigo, una descarga eléctrica, con el fin de ayudarle a «recordar».

Lo que pareciera un propósito inicial por llevar a la escena el trabajo de campo de un científico sobre los mecanismos de la obediencia que estudió hace varias décadas, se convierte, gracias al teatro, en una asamblea en la que los accidentes no sólo les ocurren a los otros, sino que nos estallan en la cara a nosotros mismos. ¿Por qué Abraham sigue preparando la pira y afilando el cuchillo? No se trata de medir a partir de cuántos voltios cada individuo toma conciencia de que está haciendo algo indebido […] Lo que se señala, fundamentalmente en Proyecto Milgram es que el mero hecho de participar, por pequeña que pueda parecer nuestra contribución, nos convierte antes en cooperantes que en colaboradores necesarios del horror.  

La Confesión del Quijote

En La confesión del Quijote se nos presenta a un caballero enfermo, porque su sociedad está enferma. Se nos presenta a un Don Quijote que cuelga la armadura, porque ya no cree en su mundo ni en la posibilidad de superar las murallas del fanatismo. Enganchado al canal de noticias 24 horas, Alonso Quijano, Don Quijote, el de la Triste Figura, nos habla de los refugiados sirios, nos habla del mal, nos habla de la posibilidad de enfermar de amor, o de compasión, que viene a ser la misma cosa.

“Estoy enfermo.
¿Que qué tengo? El médico dice que una enfermedad del bazo, un exceso de bilis negra. Dice, que la melancolía me consume. La melancolía y el rencor… Sí… ya sabemos que no es propio de un caballero hacer del odio su hábito. Aunque tampoco es propio de un cura hacer de su capa un sayo y joder al prójimo con la excusa de sanarlo.
Pero no, señor cura, no se lamente, no es usted culpable de mi estado… Como tampoco lo es el señor Carrasco , (irónico) ese caballero de los espejos, ese…. caballero de la blanca luna… ¡Ese! que usted puso en mi camino para verme… caer. El señor Carrasco me tiene ojeriza, ¡envidia! Son los envidiosos los que hablan de mi mala andanza, los que hacen de mi hazaña una epopeya… burlesca. La envidia, señor cura, es el deporte nacional de este país, este país de pícaros, pleitos, polvos, piedras, puercos, perros, piojos y putas.
Una moderna Babilonia”.

(De La confesión del Quijote)

Ni mar, ni tierra firme (Teatro Breve)

Ni mar, ni tierra firme (Tres monólogos sobre la Tempestad), texto incluido en la antología de Cátedra, Dramaturgas del Siglo XXI, recoge su título de uno de los versos de El Paraíso Perdido, de Milton. Obra que en su día sirvió a Shakespeare de Inspiración. En el texto, la autora, prescindiendo del gran protagonista de la obra del dramaturgo inglés, teje una sugerente red de relaciones entre algunos de los personajes de la obra: Ariel, Calibán y una Miranda envejecida, que lleva sobre sus espaldas el cadáver de su padre, Próspero. Miranda se rebela contra la influencia ejercida por su despótico protector, al tiempo que Ariel, enfadado con los hombres, crea tempestades y Calibán… Calibán se ha vuelto un ser melancólico tras ser abandonado por Próspero y comerse los libros de su biblioteca:

“Recorriendo
las apartadas playas de la desolación,
busco la liberación de todos
en mi Tercer Mundo
y como tercero
testigo de la destrucción entre el primero
y el segundo.
Esperaré y esperaré,
porque a veces el mal
se corrige solo.
Ningún otro Edén específico.
Ni mar
ni tierra firme“. 

MOJA EPOKA, MOJA BESTIA

Bohaterowie sztuki spotykają się na łodzi, dryfującej na środku morza. Mogą kojarzyć się z imigrantami, próbującymi dopłynąć do niegościnnej Europy; lub – jak podpowiada sama autorka – z mieszkańcami Hiszpanii, wygnanymi ze swojej ojczystej ziemi przez kryzys ekonomiczny. Nie mają dokąd uciec, nie płyną w żadne konkretne miejsce, raczej czekają na spotkanie z przeznaczeniem, czyli nieuchronną śmierć. To statek-widmo sterowany przez żeglarza wiecznego tułacza, pożyczonego przez autorkę z legendy o Latającym Holendrze. Tytułowa epoka to również tytułowa bestia. Czasy, w których przyszło nam żyć, stały się bowiem pożerającym nas potworem. Bohaterowie sztuki często powtarzają, że żyją w „czasach wiary”.

Artículo 47

Artículo 47 trata la trágica y cruda realidad de los desahucios en España.
Una pareja de jóvenes compra una vivienda mediante una hipoteca con una entidad bancaria. Para ello utilizan como aval hipotecario la casa familiar que pertenece al padre de ella, viudo. Con la llegada de la crisis la pareja no puede hacer frente al crédito. Son desahuciados y el banco ejecuta el aval, lo que conlleva también el desahucio del padre. Con referencias a El jardín de los cerezos, y en clave musical, esta historia cuenta el viaje que emprende esa familia. Desde su plenitud personal en los tiempos de bonanza y prosperidad económica, hasta su paulatina caída en desgracia, coincidiendo con el derrumbe del sistema financiero.

Teme a tu vecino como a ti mismo (Teatro Breve)

Teme a tu vecino como a ti mismo, un texto breve de Lola Blasco incluido en la obra A 7 pasos del Quijote, da la voz a los personajes de Sancho Panza y el moro Ricote, convirtiendo a Ricote en un símbolo de los inmigrantes, uno de los tantos que llegan a nuestras costas:

“A nosotros, a los errantes, nos quedan nuestros pies, seguir… caminando. Y aunque no se nos prometió una tierra, en algún lugar tiene que estar…
Ningún desierto es eterno. 
Ninguna muralla es lo suficientemente alta para los desesperados. 
No hay infierno en la tierra que no sea la entraña de algún cielo”. 
(Ricote se mete en comisaria) 

María Zambrano (Teatro Breve)

Dentro de la Antología Un canto a María Zambrano se encuentra un monólogo dedicado a la filósofa escrito por Lola Blasco. El monólogo se centra en el momento en que María Zambrano vuelve por fin a España y no hay nadie para esperarla. En una sala de aeropuerto y con tan sólo un periodista, se dan cita todos los fantasmas de Zambrano, se da cuenta del camino de sufrimiento que realiza junto a su hermana Araceli.

“Siento cosquillas, hermana, cosquillas y un abrazo. Ahora, alguien me alza hacia la luz, la luz de un limonero. ¡Nuestro padre! ¡Nuestra patria! Me está levantando hacia la luz. (Ríe) Volver… a la infancia. El movimiento que te mece. ¡Está ahí, no se ha ido! Nos olvidamos, pero no se ha ido. No cae la luz sobre nosotras, sino que somos nosotras, las que nos alzamos hacia ella”.

De cuerpos, deseos y muros (Teatro Breve)

Dentro de la antología Incisos y concisos (Teatro Breve) se encuentra la pieza corta De cuerpos, deseo y muros. La pieza se representó en el microteatro de Málaga de 2016.
En esta pieza Fede tiene la necesidad de expresar lo que siente por su profesora de Literatura, pero a veces los deseos sacan el lado más animal de las personas y una caricia puede acabar en el mordisco más voraz. Cuando el protagonista quiere escapar ya está atrapado y lo que empezó siendo un día normal acabará en una horrible pesadilla. Como subraya la autora, no puedes escapar porque después de un muro siempre hay otro.

Canción de Cuna (Teatro Breve)

Canción de cuna es un texto breve que se representó en el centro Niemeyer por la propia Lola Blasco. En el monólogo, el diablo, junto a su perro Wagner, habla de las canciones de cuna y nos introduce en el inframundo de un parking subterráneo donde se darán cita los más terribles deseos:

“Las canciones para niños son las que más me gustan. Las canciones para niños y los cuentos para niños. Todas esas historias, me refiero a las historias que se cuentan en las canciones para niños y en los cuentos para niños, todas, están basadas en la amenaza, como la religión. Las canciones para niños dicen siempre la verdad”. 

Pieza paisaje en un prólogo y un acto

Premio Internacional Buero Vallejo, 2009.

Narra el viaje de un héroe contemporáneo, de un avión que no llega a su destino, de una catástrofe aérea. Está inspirada en el soldado americano, Claude Eatherly, y en la correspondencia que este mantuvo con Günter Anders, un filósofo judío. Claude iba a bordo del avión meteorológico que dio el “adelante” a la ciudad de Hiroshima y cuando regresa a su casa, no quiere ser honrado como héroe, le acecha la culpa.

Pieza paisaje en un prólogo y un acto es una tragedia porque la actitud del individuo contemporáneo se acerca a la de un héroe trágico. Frente al individuo, al héroe, hallamos igualmente una identidad colectiva en detrimento de las identidades individuales. Las aglomeraciones de personas en los estadios de fútbol, en las discotecas o en los centros comerciales dan fe de ello. Esta identidad colectiva afronta públicamente la muerte y participa de la idea de destino a través de la televisión.

Oración por un caballo

Oración por un caballo narra la historia de Jesse Owens, el atleta negro que ganó cuatro medallas de oro en las Olimpiadas de Berín de 1936. La obra, concebida como una tragedia y dividida en tres actos, parte de 3 anécdotas históricas ficcionalizadas: el momento en que Owens gana a Luz Long en la categoría de salto; la sala de montaje de Leni Riefenstahl y el declive de Owens tras convertirse en héroe (llegó a competir en carreras contra camiones). La obra, en un intento de desafiar al tiempo, coloca a Owens al final de la pieza en el futuro, compitiendo contra un robot, Kisme. El robot resulta ser más inteligente emocionalmente que los hombres. Oración por un caballo da cuenta de la deshumanización del hombre, deshumanización que evoluciona al mismo tiempo que el desarrollo científico. En oración por un caballo, de forma farsesca, asistimos al espectáculo de la historia de Occidente. Una historia marcada por la guerra y por la xenofobia.

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

Foto Finis (Teatro Breve)

Foto Finis es una tragedia deportiva con tintes cómicos. La pieza se centra en tres ciclistas que compiten en el Tour de Francia y establece una analogía entre la competición y la guerra, entre la competición y el capitalismo. Foto finis está dedicada a todos aquellos que quedan segundos en la carrera de la vida, está dedicada a los vencidos, a los que resisten. Foto Finis se centra en la belleza de ese gesto, en la belleza de la resistencia.

 “Porque, ¿de qué se trata en el Tour? De Resitir. Resistir contra la ira, resistir contra el sufrimiento. Resistir, es decir, volver a empezar. El deporte sirve para expresar el contrato humano”.

Roland Barthes.

“Los tullidos no ganan carreras, se les deja ganar carreras, pero no ganan carreras. Son tullidos. Reconozcámoslo. Sólo pueden ganar una carrera con otros tullidos”.

(De Foto finis)

Teatro y música en los inicios del siglo XXI

Dentro del volumen Teatro y Música en los inicios del Siglo XXI se encuentra el artículo de Lola Blasco: Sentido de los códigos musicales en la actualización del teatro político. Fruto de la conferencia que impartió.

Mujeres en las Artes

Dentro del volumen Mujeres en las Artes editado por la Comunidad de Madrid, se encuentra el artículo de Lola Blasco: El yo femenino en la dramaturgia contemporánea, fruto de la conferencia que impartió.

Creadores jóvenes en el ámbito teatral

Dentro del libro Creadores jóvenes en el ámbito teatral editado por Verbum, se encuentra el artículo de Lola Blasco: El yo generacional en el teatro español contemporáneo. Fruto de la conferencia que impartió.